La entrevista

mayo 28, 2010

Ahora el proyecto es un documental, como uno de mis compañeros de equipo es gay, tiene varios contactos del ambiente. Por la “facilidad” que nos suponía el contactar gente del medio decidimos que un transexual nos contara su historia.

Decidido esto, mi compañero contactó a Stephanie o “la chiris” como le llaman de cariño. La cita era el miércoles a las 10 p.m. en un motel de los mejores de la ciudad, con habitaciones temáticas y toda la onda; pero nada salió como lo esperabamos y nos fuimos a casa a la 1 a.m. sin entrevista ni nada, bueno con las quecas que nos cenamos nomás.

La razón por la que no pudo atendernos fue una sesión de fotos para una marca nueva de zapatillas, era la modelo. Así que nos citó nuevamente el día de ayer igualmente a las 10, pero esta vez en el antro donde hace su show, un lugar céntrico llamado “La Madame” bastante famosillo y que según Laura es de lo pior (aunque nunca ha ido). Al llegar resultó que seguían con las fotos, yo nada más pensé que si terminaban como el día anterior, ya no ibamos a entrevistar (según nos contó la chiris terminaron a las 3 a.m.) porque salía de viaje el día de hoy. 

La chirirs nos dijo q nos pusieramos cómodos y si queríamos, podíamos grabar algo de la sesión “y toda esta mamada” para que no nos aburrieramos. Aceptamos de buena gana, eso presentaba un plus para el video, tomamos algunas fotos pero salieron borrosas, buuuuu, aunado a que no usamos flash para no fastidiar las fotos de los otros. pero le pongo algunas:

Les quería poner el video pero no puedo subir el que tengo en mi cámara, además de que está más chingón el que tomamos con la otra cam, ahí se ven unas poses muy chidas que hizo topless y que no grabé ni fotografíé porque me quedé sin pila (duuuhhh, mega fail). Bueno pues mientras tanto yo curioseaba porque no voy a los antros y menos a un antro gay, pero no tenía nada fuera de lo común, solamente las fotos de las chicas del show. Me moría de calor así que me chingué una cheve mientras esperabamos a que se cambiara y por fin fue nuestro turno.

Aquí el final de la primera parte. 🙂

Anuncios