♪ ♫ Pero tú, Gorda y con Celular ♪ ♫

Era 1996 y se empezaba a escuchar de los mentados “teléfonos celulares”, y aunque eran un lujo de empresarios, y aparentemente carecían de uso, yo conocí en la facultad el amigo de un compañero que tenía uno.

Y que siempre lo tenía apagado, porque salía bien cara la llamada, y además si alguien le hablaba le cobraban por recibir la llamada, de hecho tenía la creencia que con el simple hecho de timbrar le cobraban.

Por ahí de 1997 – 1998 fue cuando empezó el plan “El que llama paga” y ahí empezó el boom por los celulares.

El primer celular que tuve fue por un plan a 18 meses, pagaba como 300 pesos por mes, pero a mi siempre, siempre me han gustado los celulares que se “doblan” como el legendario Star Tac de Motorola, nunca han sido un objeto de status o presunción, simplemente era una herramienta de trabajo del sotorpe.

A bueno, los celulares siempre los traigo escondidos en las bolsas, como mucha gente que tiene que cambiar el celular cada mes y estarte enumerando las cosas nuevas que tiene el que acaba de comprar y estarte enseñando “Los tonos” que ya bajó.

Ok, yo por aquellos años estaba en la FIME, y cuando agarraba el camión hacía mi casa siempre pasaba por la FACPYA que es la Fac. de Contaduría Pública y Administración.

Para los que no sean de Mty. en la FIME había algo así como 15,000 alumnos de los cuales el 90% eramos hombres, mientras que en Facpya, había 12,000 alumnos de los cuales el 90% eran mujeres, so, entenderán que era normal para los inges ir de ligue con las contadoras, pero esa es otra historia.

Tons un día llega el camión a FACPYA y se suben los jamones y chicharrones, digo las morritas, digo las alumnas, y se sube una gorda llore y llore y se sienta justo en el asiento delante mío, era una gorda fresa con el pelo bien pintado de rubio platinado, con ropa que en todos lados decía “mochimo” o algo así (qué pinche afán de presumir la marca de ropa) y por finta de fresa (aunque andaba en camión) y pues me sorprendió que fuera llorando, pensé que a lo mejor le habían puesto unos chingazos o asaltado o algo, y paré oreja.

Gorda Popis: buuu buuuu no mamen güey (no odian cuando los viejas se refieren a ellas mismas como güey)

Fresa1: ¿Qué güey, qué te pasó?

GP: es que reprobé otra vez 2 materias.

Fresa2: pero tú siempre repruebas, ¿o qué pasó?

GP: es que mi papi me había dado $700 pesos para comprarme un celular, y ahora voy a tener que pagar las “terceras” (la tercera oportunidad) de ese dinero pa´que no se den cuenta, porque les prometí que si me daban para un celular ya no iba a reprobar (jajajajajaja)

Fresa1: Pos no pasa nada, luego te lo compras.

GP: es que ya todos traen menos yo.

Fresa2: no pasa nada, cálmate.

GP: buuuu buuuuu yo quiero un celular, lo necesito, bu buuuuu

Y en eso, ya llegué yo a mi “parada” (ay papá) y me bajé, mientras la gorda seguía llorando.

Y pues pensé mucho en esa gorda, tan vacía, vanal y superficial.

Y la recuerdo seguido cuando alguien hace un comentario, o le llora a algún objeto o se encabrona por no tener algo que ni necesita, pero que el consumismo lo ha hecho ver como “debes tener uno como todos los demás”.

¿Cónocen gente así?

Off topic: una de tantas veces que fui a subir el cerro de la silla, ya que venía yo de bajada, me volví a topar a esa gorda.

Para subir el cerro de la silla, hay que hacerlo a las 6:00 o 7:00 AM, porque no hay ninguna sombrita y cuando sale el sol, te pega de lleno, tienes que ir con tenis y cargar agua, y pues tener buena condición, si no tienes condición te avientas dos horas. Yo llegué a subirlo en 15 minutos sin parar.

Bueno, tons venía ya yo bajando como a las 8:00 AM, y la gorda venía como con 3 o 4 amigos, todos con tenis, pants, mochilita, frescos.

Y la gorda venía con blusa negra, como para antro, pantalón de mezclilla apretado, cinto (eso sí, decía tommy o algo así), “zapatos de tacón”, lente oscuro y….

el celular colgado en el cinto para que toooodo mundo viera su ladrillo, jajajaja neta que me iba a zurrar de la risa.

Ella pensaba yo creo que iba a un antro o algo, jajajajajaja

4 respuestas a ♪ ♫ Pero tú, Gorda y con Celular ♪ ♫

  1. ferrari1 dice:

    jajajajja de q las hay las hay , y vuelvo a insitir pq las gordas son asi
    yo solo e tenido 4 celulares en mi historial y extrano la epocaen q podia desaparecer ahora a donde voy soy localizable

    araluce atinale al precio ya poste en q trabajo

  2. major tom dice:

    pinche consumismo de mie”#% la neta ya conoci harta gente que cree no poder vivir sin esto o aquello, yo en lo personal odio los celulares ya que son como unos minialcahuetes y ver a la gente escribiendo mamadas en ellos me zurra, pero asi es la vida y hay que respetar, hay cosas que puedo esperar por años ya que no son baratas y faciles, pero un celular es una mamada, solo he tenido 1 y nunca me llamaron, prefiero el nextel que ocupo desde 2004 del cual ya cambie como 7 veces.

  3. Madame Zazu dice:

    Yo por eso me comunico via telekinesis o por meditacion trasendental, y si esta muy saturado el pedo hablo con mi vecina Eulogia por nuestro Vasofono esta rete varato nomas usamos dos vasos de unicel y hilo cañamo, ahora k si quieren consultar su futuro manden un mensaje de texto con la palabra Zazu al 356 56 y voy a su canton a leerle las axilas!!

  4. Iris dice:

    Conozco mucha gente así y aunque se queden sin calzones o sin comer, pero ell@s tienen que traer el celular de moda, las garras, las garras, mochila, accesorios etc. de tal o cual marca aunque anden a pata, ash!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: